Los perros pequeños son buenos con los niños

Los perros pequeños son buenos con los niños

El mejor amigo del hombre, los perros vienen en todas las formas y tamaños, al igual que sus amos. Están demasiado estereotipados. Tu canino favorito impresionará a los demás de que posees los siguientes rasgos, aunque ciertamente puede que no sea el caso.

Basset Hound:

Lo único que la gente debe hacer es no apresurarte. Siendo poco agresivo y perezoso, su manera tranquila puede hacer que uno se sienta cómodo y aburrido.

Buldog:

eres duro Llevas un cartel invisible en el pecho: “no te metas conmigo”.

Chihuahua:

Siendo un manojo de nervios, eres tan locuaz como tu mascota. Tu locuacidad ha llegado a tal punto, que a veces se te verá después de que tu compañero te estuviera escuchando, saliendo y hablándote a ti mismo.

Los perros pequeños son buenos con los niños

Cocker:

Inicialmente impresionas a las personas como si estuvieran deprimidas, lo cual desaparece repentinamente. Porque detrás de esos ojos melancólicos hay un ser humano suave y muy accesible. Muy correspondiente a la apariencia inicial y la naturaleza subyacente de sus perros.

Collie:

Eres tierno e inteligente. Al igual que tu collie, eres realmente contenido y pasivo. Si alguien ataca a alguien cercano a ti, irás a los confines de la tierra para defenderlo.

Doberman pincher:

Conocido por su maldad, eres tú, ese es el agresor. A lo largo de la vida has sentido que te molestaban. Ahora deja que alguien trate de levantarte la mano.

Pastor alemán:

Necesitas dominar. Es vital que los demás se den cuenta del estatus que has alcanzado. Tu poderosa mascota, que te protege, insinúa a los demás que debes tener mucho; esto se evidencia cuando paseas con él.

Chucho:

Tu naturaleza modesta refleja una baja autoestima. En este caso, estar satisfecho con poco tiene una connotación negativa, porque sientes que si fueras competitivo perderías, así que para qué molestarte.

Los perros pequeños son buenos con los niños

Árbol genealógico:

Al hacer un gran esfuerzo por la ascendencia de sus perros, existe una asociación latente o el temor de que su propia raza sea cuestionable. Su cortesía puede ser más de exhibición que real.

Caniche:

Encantador y abrazable, como una muñeca en la naturaleza, el caniche es un niño sustituto al que cuidarás y cuidarás, como te hubiera gustado que hicieran contigo.

San Bernardo:

Se sabe que este perro se ha enfrentado a las situaciones más difíciles y perseguía sin descanso para liberar a los necesitados. Es su necesidad de estar en la posición de autoridad y ayudar a los desvalidos.

Perro callejero:

Con el entendimiento de que si no llevas a estos animales a casa pueden ser destruidos, además de mostrar afabilidad, sientes genuina piedad por aquellos que no lo hacen tan bien como tú. Si su hogar se ha convertido en una libra, debido a la infinita cantidad de lástima, esto también puede reflejar que uno no sabe dónde trazar la línea, entre ayudar y ser aprovechado.

Los perros pequeños son buenos con los niños

Leave a Reply

Your email address will not be published.